Hindú, el conquistador

La hegemonía de Hindú no parece conocer de límites. En otra actuación implacable, el conjunto de Don Torcuato conquistó la octava corona del Nacional de Clubes (tercera consecutiva) al superar en la final por 20-10 a Tala, el tricampeón de Córdoba y con el sueño de lograr su primera presea nacional.

Dos décadas de supremacía para la Máquina Torcuatense, que en dicho período obtuvo 17 títulos, referencia que se vuelve abrumadora para un equipo que instaló su estilo y lo elevó a lo más alto en el rugby nacional. Con una formación balanceada entre históricos, como Hernán Senillosa, Pablo Henn y el regreso de Santiago Fernández, y jóvenes que ya se convirtieron en líderes (Bavaro, Díaz Bonilla, Cancelliere, Ezcurra, Casañas, etc.), Hindú se luce superior a todos.

Hindú: Joaquín Díaz Bonilla; Sebastián Cancelliere, Severiano Escobio, Hernán Senillosa y Bautista Alvarez; Santiago Fernández y Lucas Camacho; Gonzalo Delguy, Lautaro Bávaro y Luca Zanetti; Sacha Casañas y Nicolás Guisasola; Pablo Henn, Augusto Faraone y Mariano De la Fuente. Entrenadores: Juan y Nicolás Fernández Miranda y Lucas Ostiglia. Ingresaron: Bautista Ezcurra, Juan Ignacio Martínez Sosa y Agustín Schab.

Tala: Guillermo Albrisi; Germán Schulz, Juan Cruz Cuyaube, Nicolás Cantarutti y Franco Cuaranta; Stefano Ambrosio y Rodolfo Ambrosio; Franco Cassutti, José Basile y Aníbal Panceyra Garrido; Marcos Lobato y Martín Freytes; Facundo Gigena, José Escuti y Franco Brarda. Entrenador: Horacio Ambrosio. Ingresaron: Manuel Garzón, Ignacio Albrisi, Ramiro Ceti y Javier Ruiz.

Primer tiempo: 18m penal de Díaz Bonilla (H); 27m try de Cancelliere convertido por Díaz Bonilla (H); 31m penal de S. Ambrosio (T); 40m Cuyaube convertido por S. Ambrosio (T). Incidencia: 9 y 39m, amonestados De la Fuente (H) y Alvarez (H).

Segundo tiempo: 18m penal de Díaz Bonilla (H); 29m try de Martínez Sosa convertido por Díaz Bonilla (H).

Árbitro: Federico Anselmi

Cancha: CASI

FOTO: Prensa UAR

Sotogrande: Ayala Polo Team, campeón de la Copa de Bronce

Con Facundo Pieres, Ayala venció en la final a Brunei Polo Team por 11 a 8 y se consagró campeón de la Copa de Bronce en el 46º Torneo Internacional de Polo que organiza Santa María Polo Club. De esa manera, levantó el primer trofeo de alto hándicap de la temporada 2017 en Sotogrande, España.

La formación que integran Facundo Pieres, el patrón Iñigo Zobel, Mariano González (h) y Santiago Laborde jugó una muy buena segunda mitad y en los dos últimos chukkers marcó la diferencia ante un exigente rival que hacía su debut en Santa María Polo Club.

La primera parte fue muy disputada, con los dos equipos sumando goles en cada ocasión que se les presentaba. En el quinto chukker, Ayala comenzó a despegarse en el marcador y en el juego para comenzar a construir un triunfo que terminó siendo indiscutible. Pese a la reacción de Brunei en el sexto chukker, el equipo del patrón filipino Iñigo Zobel supo aguantar la presión para manejar la ventaja en su favor y cerrar el partido 11 a 8.

Iñigo Zobel comentó tras el encuentro: “Siempre es importante comenzar ganando. El partido fue disputado hasta la mitad de tiempo pero logramos sacar una buena diferencia en el quinto chukker que nos permitió ganar finalmente el partido”.

Por su parte, Mariano González (h) agregó: “Es muy bueno comenzar la temporada levantando una copa, para el equipo, la organización y para la confianza para encarar lo que viene. El partido estuvo parejo y un poco trabado hasta el cuarto chukker y fue a partir de ese período, y más concretamente en el quinto, que pudimos sacar una diferencia que supimos mantener y ahí estuvo la clave. Si bien se nos arrimaron sobre el final logramos mantener el nivel y llevarnos el partido. Los caballos respondieron muy bien, y eso que los de Facundo (Pieres) aún no llegaron así que ya para la Copa de Plata acomodaremos la caballada para encarar lo que se viene, pues lógicamente también queremos ganar”.

FOTO: Prensa Santa María Polo Club

King Power Foxes, tricampeón de la Gold Cup

Con los hermanos Gonzalo y Facundo Pieres, King Power Foxes superó a El Remanso por 13-8 en la gran final del Abierto Británico disputada en Cowdray Park Polo Club. Con esta victoria, los Pieres lograron lo que ningún argentino había podido en 61 años de historia de la Gold Cup: ganar tres títulos consecutivos.

Los Pieres jugaron en gran nivel, demostraron toda su capacidad y el potencial de su caballada para imponerse con autoridad a un equipo muy parejo formado por cuatro jugadores ingleses que se ganaron el corazón del público local.

“No venía en un gran nivel, venía de menor a mayor, te diría que la Copa de la Reina y los primeros partidos acá también… Recién a partir de cuartos de final empecé a levantar, en el momento justo, por suerte, porque era importante ganar. Nosotros preferimos siempre que esté Top (Srivaddhanaprabha, que fue reemplazado por el joven Hugo Taylor) porque sería mucho mejor, desgraciadamente no pudo estar y sentimos más presión, pero la usamos a favor”, contó Gonzalito después del triunfo.

El MVP fue Jimbo Fewster, que ratificó su condición de revelación de la temporada, con un juego completo y gran efectividad frente a los mimbres.

FOTO: Clive Bennett – Prensa Cowdray Park Polo Club

Spieth: un nuevo héroe asoma en el deporte mundial

Por Pablo Viola

Explicar lo sucedido en Southport implica hablar de dos rondas finales en una, de un volver a comenzar a partir de la penalidad tras la salida del 13, del carácter para olvidar lo sucedido hasta allí, de tener la fortaleza para pensar que la posibilidad de ganar todavía estaba latente. Así fue como Jordan Spieth logró el Open Championship, su tercer título major y su undécimo del PGA Tour en la semana previa a su aniversario número 24.

Fue una victoria en tres tiempos de Spieth. El dominio pleno de jueves a sábado, la mencionada vacilación del domingo y lo aplastante del cierre, con cinco bajo el par en ese último segmento de cinco hoyos, tras haber perdido por primera vez la punta ante Matt Kuchar, tras el bogey con sabor a birdie con el que concluyó un hoyo que comenzó a jugar más de media hora antes y en el que se demoró alrededor de 25 minutos antes de conectar su segundo impacto, el tercero a los efectos de la penalidad.

Fue un mano a mano como en 2016, claro que a diferencia de lo acontecido un año atrás con dos rondas magníficas de Stenson y Mickelson -que favorecieron al sueco en la definición-, ni Spieth, ni Kuchar salieron de la irregularidad y solo los favoreció una jornada apática de todos quienes los precedían en el juego. De hecho, al trasponer la mitad del recorrido, ninguno de los integrantes de los últimos cuatro grupos estaba bajo el par en la ronda final.

Esa primera mitad fue una verdadera pesadilla para Spieth. Bogeys en los hoyos 1, 3, 4 y 9, y apenas un birdie en el hoyo 5. El ganador del Travelers del PGA Tour un mes atrás, fallaba en aquello que lo distingue, el juego sobre el green. Ambos quedaron igualados en 8 bajo el par porque, más allá de lo acontecido, Kuchar tampoco lograba aprovechar la negativa jornada de su rival. Fueron apenas dos birdies para el ganador del US Amateur 1998 -en el 2 y en el 9- para neutralizar los bogeys en el 3 y 6.

La sorpresiva y bien temprana tarea del chino Haotong Li, con una tarjeta de 63, le permitió ascender del puesto 29º al 3º, para convertirse en líder en el clubhouse con 6 bajo el par. A medida que transcurría el día su score seguía vigente y se animó a salir al driving a calentar. Mientras tanto, los líderes retrocedían hacia ese score y los perseguidores no vulneraban el 4 menos.

Continuó siendo un juego de dos hasta el tee del 13, luego de tres pares por lado y esa salida desviada por la derecha que el propio Spieth declaró injugable. El texano debió retroceder para buscar un alivio en las cercanías de la zona de práctica, con un tiro absolutamente ciego. El resultado corta del green, aproach y putt para bogey. Un bogey que desde lo mental fue un birdie encubierto. En lugar de ir al tee del 14 dos o hasta tres golpes por detrás de Kuchar, tan solo quedó a uno de la punta.

Lo posterior está más cercano de la magia que del golf. Poder torcer el rumbo deportivo y mental es de prodigios, nada por lo que no haya pasado Spieth con menos de 24 años y mucho más de lo que debieron sortear muchos profesionales de dilatadas carreras. Fue una cuestión de tener fe y seguir creyendo hasta el final. ¿El inicio de la recuperación fue en el 14? No, el inicio fue en ese bogey del 13. No caben dudas.

Desde el tee del par 3 del 14, Spieth estuvo cerca del hoyo en uno y dejó la pelota prácticamente dada para birdie. Tras quedar igualado en el primer lugar, el texano metió un largo putt para águila con doble caída desde unos 15 metros en el par 5 del 15, le sacó uno de diferencia a Kuchar e hizo olvidar la existencia de un tercero en discordia con 6 menos. Ni McIlroy, Ni Cabrera Bello pudieron superar esa línea y compartieron la cuarta plaza en 5 bajo el par.

Envalentonado y con la confianza por las nubes, el vencedor firmó otros dos birdies para casi definir el asunto, tomando un margen de dos al tee del 18. Cuando la pelota aterrizó en el green final, el torneo quedó sentenciado. Par contra bogey, ganador contra segundo, tercer major contra una mejor oportunidad. Récords y más récords para un campeón que no deja de asombrar.

Un Jordan Spieth inigualable, talentoso, pero por sobre todas las cosas, humano. El mismo que reconoció a su caddie tras ganar en el discurso final como parte del secreto de este éxito. El segundo profesional con tres majors antes de cumplir los 24 años y a un solo paso del Grand Slam de carrera. Tan solo el PGA Championship lo separa de la gesta de los elegidos: Jack Nicklaus, Tiger Woods, Ben Hogan, Gary Player y Gene Sarazen. Un nuevo héroe asoma en el deporte mundial.

Clasificación final del Open Championship:

1-Jordan Spieth (USA) 65-69-65-69–268
2-Matt Kuchar (USA) 65-71-66-69–271
3-Haotong Li (CHN) 69-73-69-63–274
4-Rory McIlroy (NIR) 71-68-69-67–275
4-Rafael Cabrera Bello (ESP) 67-73-67-68–275
6-Matthew Southgate (ING) 72-72-67-65–276
6-Marc Leishman (AUS) 69-76-66-65–276
6-Alex Noren (SUE) 68-72-69-67–276
6-Branden Grace (SAF) 70-74-62-70–276
6-Brooks Koepka (USA) 65-72-68-71–276
11-Paul Casey (ING) 66-77-67-67–277
11-Chan Kim (COR) 72-68-67-70–277
11-Henrik Stenson (SUE) 69-73-65-70–277
14-Austin Connelly (CAN) 67-72-66-73–278
14-Hideki Matsuyama (JAP) 68-72-66-72–278